Historias de mi calle y de mis vecinos

Cafeteria Merlot en mi calle para las comunidades de vecinos

Historias de mi calle y de mis vecinos

Los seres humanos siempre han tenido la necesidad de socializarse y relacionarse para sentirse protegidos por el grupo. En la antigüedad, los griegos se reunían en el Ágora, que era un espacio abierto similar a una plaza, centro del comercio , del  mercado, de la cultura, de la politica y que estaba estrechamente relacionado con  actividades de entretenimiento,  fiestas, juegos y teatro. Los romanos , por su parte  hacían lo propio en el Foro, que era donde tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. 

En la actualidad el Ágora y el Foro son universales y  están en Internet, que es el gran espacio donde podemos establecer ámbitos de conocimiento y relaciones en tiempo real con ciudadanos de paises alejados o acceder a negocios y culturas de todo el mundo. No obstante,  la tecnología debe estar al servicio de las personas y lo más importante para el individuo sigue siendo  lo  más cercano , por lo que un portal de internet, además de una puerta al mundo, podría ser como el portal de nuestra propia casa por el que salimos  a la calle para encontrarnos con lo  más próximo.

Cuando alguien entre a enmicalle.es queremos que, además de utilidades para su vida y para su condición de propietario de una comunidad de vecinos (¿Por qué enmicalle.es?), encuentre un sitio con alma, en el que se identifiquen lugares  y personas reales. Por eso incluiremos  en el blog, historias humanas y cercanas a la  calle como la que contamos hoy sobre  Cafeteria Merlot.

Desde el primer día  tuvimos buena relación con Antonio y  Fernando  que son los dueños de la cafetería y además  padre e hijo. Primero  ibamos a tomar café por las mañanas, después nos embrujaron con la ensaladilla,  un poco más tarde, y como no podía ser de otra forma llamándose Cafeteria Merlot, hablamos de vinos y después nos los bebimos....... así empezo todo. Ahora, les dejamos las llaves por si pasa algo, les pedimos que reciban paquetes y correo a nuestro nombre cuando no estamos, e incluso  acogen a los clentes que  se pierden cuando nos visitan porque no conocen bien la zona, asi que se han convertido en lo más parecido a una sucursal de nuestra oficina.
 
La cafetería de enfrente es un lugar de encuentro, donde se debate de todo, casi siempre con alegría y  cuando los vinos empastan las lenguas y se hablan idiomas imposibles,   Fernando los comprende y  los traduce todos. Se cuentan historias  increibles, se habla de politica, de futbol, de sexo , de soledad, de dificultades y  te invita quién no conoces. Osea, como pasaba antiguamente  en el Ágora , en el Foro,  en las plazas de los pueblos o ahora mismo, en las calles y cafeterias de todos los barrios. ¿Quieres conocer Cafeteria Merlot? , diles que vas de nuestra parte . ¿Quieres contarnos una historia de tu calle o de tus vecinos?, envianos el texto a redaccion@enmicalle.es y lo publicaremos.
 
 
Cafeteria Merlot