LA ADMINISTRACIÓN DE FINCAS QUE TE MERECES

10 razones para continuar con tu Administrador de Fincas

 

1. Atiende con diligencia las llamadas telefónicas y las consultas de los propietarios o de la Junta Gestora.

 

2. Visita la comunidad periódicamente, al menos una vez al mes.

 

3. Gestiona con rapidez las averías e incidencias para asegurar el bienestar de los propietarios.

 

4. Se anticipa a los problemas de la finca mediante una correcta supervisión del mantenimiento de la misma.

 

5. Envía regularmente información transparente de su gestión y acredita la posesión de un seguro de responsabilidad civil adecuado.

 

6. Media en los conflictos vecinales y realiza gestiones eficaces para reducir la morosidad.

 

7. Existe una cuenta de la comunidad para los gastos corrientes a la cual tienen acceso el administrador y el presidente y otra cuenta independiente para gestionar las obras que requieren derramas, para que la comunidad controle el presupuesto y los pagos a proveedores.

 

8. Facilita, al menos, tres presupuestos y asesora técnicamente para que los propietarios elijan con conocimiento y libremente cuál se ajusta más a sus necesidades.

 

9. Cada año antes de la elaboración del presupuesto anual o al vencimiento de los contratos, los revisa para optimizarlos intentando reducir los gastos corrientes.

 

10. Es un administrador favorable a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs), que informa a los propietarios en tiempo real mediante una plataforma informática.

 

Si tu Administrador de Fincas es de los que cumple con estos preceptos estás de enhorabuena.

En caso contrario y si tu comunidad sufre del síndrome del administrador desaparecido, puedes recurrir a  los administradores de fincas que utilizan la plataforma del Portal del Vecino.

 

Administradores que quieren que la información de su gestión y la atención a los vecinos sea fluida y eficaz, cumpliendo  con  los 10 PRINCIPIOS de la administración de fincas trasparente que se merece tu comunidad.

 

¿POR QUÉ CONFORMARSE CON MENOS?                   

 

CONSULTANOS AQUÍ